viernes, 21 de febrero de 2014

Vive La France

Sí, amigos, con un retraso mayor que el del hijo de Ortega Cano y Paquirrín juntos, llega esta entrada correspondiente al Tinta a Bocajarro del mes de enero, dedicado esta vez a la BD, tebeos en francés, vaya.

El clásico rockanrolero le corresponde a Serge Clerc, que amén de reinventor de la línea clara, fue el cherife de una minicorriente comiquera que llamaron la BD-rock, por sus historietas de los primeros 80's publicadas en Metal Hurlant recopiladas en los álbumes Rocker (1981) y La Leyenda del Rock'n'roll (1984)... inéditos por estas tierras en formato tomo, se pueden encontrar prácticamente todas las historietas arrebuscando en los 47 números de la edición española de MH.
Blondie escapando de una cárcel de mujeres antes de dedicarse a su conjunto músico-vocal ("Rocker")


The Cramps, amiguetes de Serge Clerc a raiz de un concierto parisino, las malas compañías, ya se sabe 

La leyenda del Rock'n'roll es el tebeo más bonito y más mejor que se ha hecho sobre el tema. Y punto. ¿Qué pasa?

Ficción y realidad, gamberradas nocturnas propias trufando las noches de rockanrol de Phil Perfect, mucho garito, mucho rock y mucha noche a sus espaldas, trabajado con un tino y un buen gusto poco habitual en el tebeo con carga musical.

La novedad, es The Zumbies, una cosa más ligera, más de tebeo de aventuras, pero con una puesta en escena de chupas de cuero, navajas, grasa, zombies y decibélios, que en la sección de tebeos de un programa como "Espíritu de rock'n'roll" tenía que estar por huevos. Este invento es obra de Lindingre (guionista, dibuja también sus historietas, muy sobradas, aunque aquí solo escribe) y Julien CDM, que hace un tebeo bien bonito, certero y contundente, con una mano y un color muy bien tirados.



El programa se puede escuchar aquí: http://espirituderocknroll.podomatic.com/entry/2013-12-12T09_06_47-08_00, hacia el minuto cuarenta, los tebeos.

Como la sección iba de tebeos franceses, el tema musical que da paso a la novedad uniéndolo con el clásico fue, es,  inevitablemente el chicle bailable de Plastic Bertrand, "Este avión es para mí"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario